SECTOR AGROALIMENTARIO

Las grandes reservas de agua de la tierra se contaminan cada vez más con el paso del tiempo. La industrialización masiva hace más difícil solucionar éste problema. El problema más común en las zonas agrícolas es la posibilidad de disponer de agua sin contaminantes. Todos estos contaminantes son susceptibles de ser eliminados o llevados a un nivel normal o aceptable con nuestras tecnologías y por tanto, la solución a los problemas causados por ellos.

Por otra parte, existe una creciente demanda dentro de la industria de la alimentaria para un control más riguroso de los microorganismos que se encuentran en el proceso de producción y las áreas de almacenamiento. Esto, unido a la eliminación de muchos agentes desinfectantes tradicionales, como consecuencia de la Directiva Europea sobre Productos Biocidas, ha llevado a que el uso del ozono en estas aplicaciones haya experimentado un rápido crecimiento.

En la industria alimentaria los microorganismos se introducen en el proceso de productivo debido a descuidos en dicho proceso, a un deficiente mantenimiento de las instalaciones o a tratamientos de desinfección inadecuados al final del proceso.

En este aspecto los sistemas de ozono de ESALTIA presentan una serie de ventajas frente a los tratamientos convencionales como son:

  • Alta eficacia contra bacterias como la E. Coli y la Listeria
  • Alta eficacia contra mohos y levaduras
  • Incremento de la calidad de los productos y reducción de mermas
  • Alta capacidad de automatización y control
  • No se precisan consumibles diarios (productos químicos, fungibles,..)
  • Procesos diarios y continuos que aseguran máxima eficacia
  • Capacidad elevada de tratar cualquier zona de la instalación
  • Pueden actuar por igual en cualquier parte del producto a tratar
  • Su descomposición no produce compuestos tóxicos, sólo oxígeno que es inocuo
  • En las salas o zonas a tratar no siempre es necesario sacar previamente los alimentos
  • No daña la maquinaria
  • No utilizamos sistemas desinfectantes afectado por la directiva europea sobre Productos Biocidas

En ESALTIA trabajamos con las tecnologías de sistemas de generación de ozono, electrólisis salina, sistemas de dosificación de cloro, sistemas de emisión de ondas radio electromagnéticos variables de baja frecuencia y ultrasonidos y sistemas de biometanización y recuperación de energía, aplicando en cada caso la tecnología y los equipos más adecuados con el objetivo principal de realizar el mejor tratamiento del agua, cumpliendo siempre con la legislación vigente, con la máxima eficiencia energética posible.

10

Podemos aplicar nuestras tecnologías en:

  • Tratamiento de suelos para cultivos: Con el uso de nuestras tecnologías se consigue limitar el crecimiento de microorganismos patógenos tanto en el suelo como en las superficies de contacto con los cultivos, de forma que se llegue a un equilibrio e impida que los patógenos sean la población dominante. De esta forma se evita la propagación de enfermedades y se consigue una oxigenación continua del suelo para mejorar el rendimiento de las plantaciones agrícolas. Con los equipos de ESALTIA y su procedimiento de actuación somos capaces de aumentar la productividad agrícola mediante una tecnología limpia que no deja residuos.
  • Lavado de productos hortofrutícolas: Cada día más la industria alimentaria busca soluciones que le permitan aumentar la seguridad de sus productos reduciendo en posible la utilización de productos químicos, principalmente cloro, y de los residuos generados por estos tratamientos. En este sentido los sistemas de ESALTIA, basados en tecnologías de ozono, son uno de los sistemas desinfectantes más seguros y limpios que la industria alimentaria puede utilizar hoy en día.

    Lo mas habitual para la limpieza de estos productos que se realiza es introducirlos en un recipiente, balsa o contenedor lleno de agua y productos químicos, y de una forma manual se somete a dichos productos a la correspondiente limpieza, siendo extraídos del recipiente de una forma también manual o semiautomática, pero no consiguiéndose un perfecto lavado de los frutos. La utilización de los sistemas de ozono de ESALTIA en el lavado de ensaladas, verduras, frutas y hortalizas tiene como objeto la desinfección de sus componentes, aportando como ventaja que no dejan residuos químicos tras su aplicación y su acción desinfectante es más elevada que la del cloro.

     11

    11-2

  • CIP (“Clean In Place”). Desinfección de productos y máquinas: Las operaciones de limpieza y desinfección son fundamentales para la industria alimentaria y bebidas por seguridad alimentaria. Equipos e instalaciones son sometidos a intensas operaciones de limpieza para satisfacer los requerimientos higiénicos. El objetivo de la limpieza y desinfección es eliminar restos de producto, otros posibles contaminantes y microorganismos, tanto posibles patógenos como no patogénicos cuya presencia podría afectar a la calidad del producto. La manera, medios y frecuencia para realizar estas operaciones varían según el tipo de productos y los tipos de procesos. Limpieza y desinfección son dos operaciones que, en general, se hacen, por este orden, de forma sucesiva empleando agentes de limpieza y desinfección de forma separada.
    • El uso de los sistemas de ozono de ESALTIA en procesos CIP “Clean-In-Place” comparado con los sistemas tradicionales de limpieza manual o de inyección de productos químicos, tiene claras ventajas:
    • Seguridad del tratamiento: Permite la reproducibilidad de resultados.
    • Seguridad de operación: El ozono ha de generarse “in situ”, siendo innecesario el almacenaje y manipulación de productos químicos, que en ocasiones son peligrosos y pueden dar lugar a graves accidentes.
    • Fiabilidad y garantía de eficacia.
    • Reducción de tiempos muertos y costes económicos.
    • Eliminación de subproductos peligrosos y nocivos: El ozono una vez realizada su función, se transforma de nuevo en oxígeno, por lo que no persiste ningún producto químico residual.
  • Procesado de alimentos: El procesado de alimentos y la fabricación de bebidas consume billones de litros de agua diariamente para el lavado, procesado y cocinado de los alimentos y para la limpieza de los equipos y materiales. Toda esa agua debe estar libre de contaminantes.

    Desde hace unos años se ha puesto el punto de mira en la seguridad alimentaria, especialmente en aquello que tiene que ver con la desinfección de la comida fresca. El incremento en el consumo de fruta y verdura fresca ha incrementado en riesgo de enfermedades.

  • Desinfección de Barricas y toneles en la industria vinícola: Las barricas y toneles destinados a la conservación del vino deben permanecer en unas correctas condiciones de desinfección y conservación antes de ser llenadas con el producto final.
  • Almacenamiento y conservación de productos: Las cámaras destinadas a la conservación de determinados alimentos, tales como frutas y verdura. Deben proporcionar unas correctas condiciones de desinfección y conservación.

    Los sistemas de ozono de ESALTIA para cámaras frigoríficas parten de dos características básicas: por un lado, la utilización de un generador de ozono con sistema de impulsión de aire propio, más concretamente de oxígeno propio, al objeto de poder trasladar el ozono generado hasta donde se estime conveniente, y por otro lado instalar el generador fuera de la cámara frigorífica. Así pues, los rendimientos de nuestros generadores son máximos y el ozono obtenido también es de una pureza óptima, ozono que se introduce en la cámara frigorífica de forma adecuada.

    12

  • Packing: Uno de los focos de contaminación más acusados en la industria alimentaria lo constituyen los envases de las mercancías, tanto los que se utilizan una sola vez como los que tienen una repetida y constante utilización. Los sistemas de ozono de ESALTIA permiten su esterilización al eliminar los gérmenes y mohos, que encuentran en ellos condiciones óptimas para su desarrollo y multiplicación.13