SECTOR TRATAMIENTO DEL AGUA

La desinfección del agua potable fue un factor importante en la reducción de epidemias y es parte esencial del tratamiento del agua potable hoy en día. Sin embargo, los propios desinfectantes pueden reaccionar con la materia orgánica presente de forma natural en el agua (por ejemplo, materia húmica), iones inorgánicos (por ejemplo, bromuros) o microcontaminantes (por ejemplo, pesticidas) para formar subproductos orgánicos e inorgánicos indeseados que pueden suponer riesgos para la salud. La reacción del cloro, producto que aún se sigue empleando en algunas plantas potabilizadoras de agua, con la materia orgánica puede llevar a la creación de algunos compuestos cloro-orgánicos cancerígenos, como los trihalometanos y ácidos haloacéticos. Por tanto, hoy en día, en muchos países se emplea el ozono para la desinfección y eliminación de la materia orgánica en el tratamiento del agua potable. En este caso, sólo si hay bromuro en el agua la formación de compuestos haloorgánicos puede ser un problema. Además, los productos de la oxidación del ozono se biodegradan mejor y pueden ser eliminados con filtros biológicos activados mientras que los compuestos cloroorgánicos no son biodegradables. Otra ventaja del ozono es que los patógenos tales como la Cryptosporidium que son altamente resistentes a las prácticas de desinfección tradicional pueden ser eliminados con ozono.

En ESALTIA trabajamos con las tecnologías de sistemas de generación de ozono, electrólisis salina, sistemas de dosificación de cloro, sistemas de emisión de ondas radio electromagnéticos variables de baja frecuencia y ultrasonidos y sistemas de biometanización y recuperación de energía, aplicando en cada caso la tecnología y los equipos más adecuados con el objetivo principal de realizar el mejor tratamiento del agua, cumpliendo siempre con la legislación vigente, con la máxima eficiencia energética posible.

Podemos aplicar nuestras tecnologías en:

  • Aguas de baño: El tratamiento de las aguas de baño no es sólo una cuestión de aspecto, sino de salubridad y también medioambiental. ESALTIA dispone de la tecnologías necesaria para conseguir la adecuada desinfección, depuración y tratamiento integral del agua en todo tipo de piscinas, tanto privadas como públicas, SPAs, Jacuzzis y Balnearios.
  • Agua potable: El ozono puede ser utilizado en la potabilización de aguas, con mejores resultados que la utilización de productos derivados del cloro,

Las principales ventajas respecto al uso del ozono frente a derivados del cloro son:

  • No se producen compuestos clorados ni subproductos peligrosos (cloraminas, Trihalometanos,…).
  • Bajos costes de inversión y operación debido a que las necesidades de ozono son menores que de cloro.
  • Capacidad de sustituir parcialmente el uso de floculantes y mejorar la eficacia de éstos.
  • Regulación de la intensidad y eficacia del tratamiento mediante el ajuste del pH.
  • Agua de fuentes decorativas
  • Agua de mar: Debido a la contaminación del agua de mar tras su captación, tanto en carga microbiológica como en carga orgánica (DQO, DBO, COT), se hace necesario aplicar un tratamiento eficaz al agua, complementario a una mera filtración.
  • Agua de riego: La superficie dedicada a cultivo y en particular al cultivo hidropónico crece de forma progresiva debido a las ventajas que presenta sobre el cultivo en el suelo. La práctica de enviar los drenajes de cultivo hidropónico directamente al suelo desde los contenedores de sustrato es indeseable desde el punto de vista medioambiental al estar originando un incremento del contenido en nitratos y fosfatos en las aguas subterráneas, lo que provoca la contaminación de estos recursos por procesos de eutrofización. Esto ha dado origen a la promulgación de directivas comunitarias y normativas encaminadas a la reducción o eliminación de esta fuente de contaminación.

En zonas semiáridas como el Sureste español, hay además otra razón de peso para reutilizar los drenajes agrícolas: La escasez de agua. La alta salinidad de las aguas de riego obliga a mantener un porcentaje de drenaje (20-50% respecto a la solución nutritiva entrante) para evitar la excesiva concentración salina (total o específica de alguna sal determinada) en el entorno radicular, que se traduciría en pérdidas de rendimiento en los cultivos. En la zona mediterránea, donde el exceso de solución fertilizante se elimina por drenaje libre, la cantidad de solución nutritiva es drenada en función de las características el sistema de cultivo, de la calidad del agua de riego y del sustrato, pudiendo oscilar entre los 2.000 y los 3.000 m3/ha.año (Morard, 1995).

Además, el aporte en exceso de fertilizantes en la solución de riego, práctica habitual de sistemas intensivos, provoca un “consumo de lujo” por el cultivo y un aumento de la concentración de nutrientes en los lixiviados. Con todo esto se pueden llegar a producir pérdidas superiores a 2.000 kg/ha.año de nitrógeno (McAvoy, 1994). Todos estos factores justifican la importancia que tiene la reducción de las cantidades de drenajes libres o incontrolados y de sus contaminantes.

3

La recirculación de aguas trae consigo una serie de cambios respecto al manejo de los sistemas abiertos (sin reutilización de drenajes), entre ellos el necesario y efectivo tratamiento del agua de estos drenajes

  • Agua embotellada: En este sector es necesario realizar la desinfección del agua embotellada y el lavado de botellas y tapones con agua ozonizada.La utilización de nuestros sistemas de ozono para tratamiento de agua embotellada permiten una seguridad en la desinfección del agua, cumpliendo las normativas vigentes y un ahorro económico, debido a la disminución de aguas residuales generadas frente a un proceso tradicional. Además nuestros sistemas de tratamiento para aguas embotelladas basados en ozono tienen resuelto el problema de la generación de bromatos y por tanto permiten que el agua tratada con estos sistemas cumpla con la legislación vigente.

44-2

  • Agua residual urbana: La reutilización de las aguas residuales urbanas se centra principalmente en usos tales como aguas de proceso, agua de riego, agua de calderas, agua de refrigeración, agua de limpieza o aguas destinadas a la recarga de acuíferos en zonas protegidas por su interés ecológico y en todos estos re-usos es necesario realizar un tratamiento eficiente del agua.

Las principales características que aconsejan el uso de sistemas de ozono de ESALTIA son las siguientes:

  • Acción oxidante y desinfectante muy elevada
  • Mejora de los parámetros organolépticos (color y olor)
  • Acción depuradora con disminución de materia orgánica
  • Ausencia de subproductos tóxicos
  • Amplio espectro en el tratamiento de contaminantes
  • Simplicidad en el montaje y automatización del sistema
  • Bajos costos de inversión y explotación
  • Mejora de la calidad del medio acuoso por la re oxigenación del mismo.
  • Agua residual industrial: Los efluentes procedentes de instalaciones industriales pueden llevar una gran cantidad de contaminantes tales como BOD, COD, color, fenoles, cianuros, residuos sanitarios y diversas sustancias químicas complejas. El ozono combinado con UV es capaz de tratar de forma eficaz este tipo de efluentes debido a la fuerte capacidad oxidante de nuestros sistemas de oxidación avanzada.

Los potenciales sectores beneficiarios de la aplicación del ozono son la industria farmacéutica, textil, automoción, fundiciones, etc.

Nuestras tecnologías de oxidación avanzada son especialmente adecuados para la adecuación de aguas de vertido y destoxificación de aguas especiales y de difícil tratamiento, generalmente a pequeña o mediana escala, como es el caso que se plantean en la mayoría de empresas.

Las ventajas básicas de un tratamiento de oxidación avanzada de ESALTIA en aguas residuales son principalmente:

  • Eliminación de olor y colores
  • Eliminación de materia orgánica
  • Desinfección
  • Eliminación de otros contaminantes
  • Agua de sistemas de refrigeración y torres de refrigeración: ESALTIA dispone de tratamientos de agua para estos sistemas industriales, cuyas principales ventajas son:
  • Minimización del uso de productos químicos
  • Eliminación de los problemas ocasionados por las incrustaciones calcáreas
  • Disminución de la tasa de corrosión
  • Reducción de la materia orgánica
  • Incremento en la eficiencia energética de los sistemas de refrigeración
  • Disminución de las operaciones de mantenimiento y de las paradas técnicas por limpieza
  • Eliminación de algas y bacterias
  • Reducción de la turbidez y el color del agua

Prevención de la presencia de bacterias patógenas como la legionella

6