APLICACIONES EN LA INDUSTRIA AGROPECAURIA. GRANJAS Y EXPLOTACIONES GANADERAS Y AGRARIAS EN GENERAL

Unas condiciones higiénicas insuficientes son la principal causa de epidemias en las granjas de cría de animales, lo cual nos conduciría a la pérdida total de los animales y a la creación de nuevos tipos de virus por medio de mutaciones. El ejemplo más reciente es el virus SARS 2003. Miles de personas murieron por la exposición al virus SARS. Una presumible fuente de dicho virus puede encontrarse en las aves de corral, que no estén limpias.

Afortunadamente aprendemos de nuestras experiencias en lo referente a las condiciones de higiene respecto a los animales de granja para prevenir cualquier otra amenaza para la salud humana así como para la de los animales, el arma más fuerte que tenemos en nuestras manos contra enfermedades y epidemias es maximizar las medidas de higiene.

Los métodos convencionales de limpieza y esterilización se basan en tratamientos con productos químicos que son por sí mismos una amenaza mayor contra la vida. Por ejemplo, el empleo de cloro para la higienización produce contaminantes orgánicos persistentes (trihalometanos, cloraminas,…) que no pueden ser eliminados del medioambiente mediante tratamientos biológicos del agua.

Tenemos que fijar nuestra atención en cómo la naturaleza limpia el aire, el agua y el suelo desde hace millones de años. La atmósfera se está limpiando continuamente a través de fenómenos naturales que posibilitan a los humanos y a los animales respirar sin contraer enfermedades. La naturaleza emplea la radiación ultravioleta (UV) del sol, los vapores de agua de las nubes y el viento para una concienzuda limpieza de la Tierra.La radiación UV y el agua producen radicales de oxígeno e hidrógeno, que son unos fuertes oxidantes gaseosos. El viento actúa como una batidora que mezcla estos oxidantes gaseosos en la atmósfera para proporcionar un escudo contra la evolución de los gérmenes.

Nuestra filosofía es incorporar los principios probados por la naturaleza para higienizar nuestras vidas así como la de los animales. Los cuerpos de los animales son siempre anaeróbicos, esto significa que no pueden ser esterilizados directamente, por lo que hay que crear barreras contra los gérmenes y virus haciendo una higiene completa de las instalaciones. Por tanto, nos atrevemos a decir que nuestras soluciones de desinfección mediante ozono están de acuerdo los principios de la naturaleza y podemos satisfacer las demandas de nuestros clientes.