APLICACIONES INDUSTRIALES CON SISTEMAS DE OZONO PARA EL PROCESADO DE ALIMENTOS Y LA INDUSTRIA AGROALIMENTARIA EN GENERAL

El procesado de alimentos y la fabricación de bebidas consume billones de litros de agua diariamente para el lavado, procesado y cocinado de los alimentos y para la limpieza de los equipos. Toda esa agua debe estar libre de contaminantes.

La industria alimentaria ha empezado a reconocer el potencial del ozono como desinfectante y como alternativa al cloro, que es lo que tradicionalmente se viene usando para tratar el agua de procesado de los alimentos. Esto es así porque el ozono elimina un problema asociado con la desinfección basada en el cloro, el potencial de formar residuos tóxicos peligrosos y subproductos clorados en el agua que ha sido tratada con cloro.

El ozono está ganando terreno rápidamente, teniendo gran aceptación como método alternativo al cloro para la desinfección. En disoluciones acuosas el ozono puede emplearse para desinfectar los equipos, el agua de procesado de los productos y algunos alimentos. En forma gaseosa el ozono puede actuar como un preservante para algunos productos alimenticios y también puede higienizar los materiales de embalaje de los alimentos.

Algunos de los productos en los que actualmente se emplea el ozono como conservante son por ejemplo los huevos durante el almacenamiento en frío, frutas y verduras frescas y pescado fresco.