APLICACIONES INDUSTRIALES CON SISTEMAS DE OZONO EN LA AGRICULTURA

Las grandes reservas de agua de la tierra se contaminan cada vez más con el paso del tiempo. La industrialización masiva hace más difícil solucionar éste problema.

El problema más común en las zonas agrícolas es la posibilidad de disponer de agua sin contaminantes. Si realizamos un análisis de agua de riego contaminada, éste revelará los principales contaminantes en ésta: Valores de pH muy altos, potencial REDOX extremadamente bajo, presencia de contaminantes como sulfuro de hidrógeno y restos de pesticidas. Basados en los resultados de los análisis del agua, los agricultores y los fabricantes de fertilizantes sugieren la teoría de que el sulfuro de hidrógeno bloquea el efecto de los fertilizantes, por el hecho de que a pesar de aumentar la cantidad empleada de fertilizantes las cosechas son pobres en comparación con años anteriores.También se cree que los bajos niveles de oxígeno disuelto en el agua contribuyen a limitar el crecimiento de las plantas y así mismo,la putrefacción de los nuevos tallos está causada por altos valores de pH. Caracterizados por unas manchas marrones del tamaño de una moneda mediana, la putrefacción de los nuevos tallos es el resultado de una insuficiencia de calcio en la flor. Los expertos en agricultura creen que las bacterias que se alimentan del sulfuro de hidrógeno están contribuyendo a que haya una carga orgánica extremadamente alta, que a su vez eleva el pH y éste alto pH esta inhibiendo la transferencia de calcio del agua hacia el fruto.